top of page
  • Moon

Lo que las heces dicen de nuestra salud.







Sin duda hablar de nuestras heces no es un tema que se toque en medio de la comida familiar los domingos o en una reunión con los amigos, sin embargo es un asunto que a todos nos debería de importar, el color, consistencia y frecuencia de las evacuaciones son un factor importante para determinar nuestra salud.


Comencemos por el color; un tono marrón significa que todo esta normal, esta tonalidad se debe a los procesos y reacciones químicas digestivas, ¿sabías qué?, aproximadamente un 75% de la composición de las heces es agua y el resto son desechos de carbohidratos, fibra, grasas, proteínas, etc.


El color verde en las heces puede deberse a varias circunstancias, la primera y que espero sea tu caso, es el alto consumo de verduras verdes como col o espinaca y no habría de que preocuparnos. Pero si por el contrario no incluyes estos alimentos en tu vida y el color es verde podría deberse a otras situaciones, como alteraciones en el tránsito intestinal, tratamientos médicos con antibióticos o infecciones bacterianas o por algún virus.


Las heces negras pueden darse también por diferentes variantes, la primera es el exceso de hierro en el cuerpo o alimentos como tinta de calamar; la segunda sería señal de una hemorragia digestiva interna y aquí sin duda tendrías que consultar a tu médico lo antes posible.


Un tono amarillo nos indicaría que hay alguna alteración en el nivel de bilis en nuestro hígado, vesícula o el páncreas, la enfermedad celíaca está daña la pared intestinal lo cual provoca el color en las evacuaciones y la enfermedad del siglo el estrés es otro factor que puede alterar el color.


El color rojo puede darse por el colorante alimentario rojo que está incluido en muchos alimentos procesados o por la presencia de sangre fresca procedente de una hemorragia. Es muy importante si detectamos este color recordar si comimos algo que lo haya provocado, de no ser así tendríamos que visitar al médico.


Son varias las características que pueden dar un color blanco a las heces, la disminución de la producción de bilis, exceso bacteriano en el intestino delgado e insuficiencia pancreática, como podrás leer todas nos hablan de alguna alteración en el sistema digestivo, por lo que sin dudarlo tendrías que agendar una cita médica.


Hablemos ahora de la consistencia, esta debe de ser sólida o semiblanda no deberá de contener restos alimenticios y el inodoro no quedará sucio después de evacuar.


El gremio médico utiliza la tabla de Bristol para determinar si las consistencias son normales o tienen alguna alteración.

Las primeras dos clasificaciones nos hablan de un estreñimiento, las siguientes dos serían las evacuaciones normales y las últimas tres de una falta de fibra, inflamación y diarreas constantes.




En conclusión nuestras evacuaciones deben de ser:

  1. Tono marrón

  2. Olor Fuerte, debido a las bacterias y gases que se forman en el sistema digestivo.

  3. Demos defecar sin dolor.

  4. Evacuar una o dos veces al día, la mayoría de la población lo hace una vez al día.

  5. Consistencia en las características, debemos monitorear cualquier cambio en nuestras heces.


Recuerda que una dieta saludable, beber agua constantemente, realizar ejercicio y reducir el estrés favorecerá la correcta función intestinal y con ello tus heces serán saludables.







1207 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page